La importancia del mostrador de farmacia

La importancia del mostrador de farmacia

En un negocio como lo puede ser una farmacia, la importancia de ciertos muebles sobre otros es indiscutible. Por ejemplo, como pasa con el mostrador.

Y es que esta pieza del mobiliario de tu comercio será la que te separe de tu cliente. Es por eso que va a establecer esa distancia a la que os tendréis que hablar. Pero aquí no hablamos de longitudes sino de percepciones.

A una farmacia no acudimos a pedir tomates o camisetas. Elementos que todo el mundo adquiere en algún momento de su vida. Hablamos de un negocio en el que lo que va a primar es la confianza.

El tipo de cliente de una farmacia

Cuando abrimos las puertas de una nueva farmacia esperamos recibir clientes muy variopintos. Pero no debemos olvidar que algunos de ellos acudirán a nosotros para conseguir medicación. Ya sea crónica o puntual.

Esto significa que vamos a trabajar con información sensible de otras personas. Por eso es tan importante conseguir establecer esos vínculos de confianza con nuestros clientes. Tanto o más que en cualquier otro negocio.

Imagina un mostrador muy alto y ancho, frente al que algunas personas tuvieran que levantar la voz para hacerse oír ¿cuántas veces crees que volverían a acudir a tu negocio?

Es un ejemplo muy básico pero seguro que así es más sencillo entender el concepto. El enorme papel que juegan las barreras que interponemos entre nuestros clientes y nosotros.

Barreras físicas que, volviendo al inicio, se convierten en sociales o psicológicas y, por ende, también comerciales.

Al mostrador tienes que pedirle que te permite una cercanía física con tus clientes. Que no suponga una barrera y que forme parte de tu estrategia comercial para ganarte su confianza.

Cuestionemos de nuevo la importancia del mostrador

Antaño había ciertos enfermos que estaban destinados al aislamiento social. La mayor parte de las veces se debía a la ignorancia generalizada; no sabías si podías dar la mano o dos besos. Eso generaba miedo y rechazo.

Hoy en día todos hemos tomado alguna medicación en algún momento. Quizás lo hacemos de forma periódica o constante, pero a ninguno nos gusta que eso sea motivo de distanciamiento o discriminación.

Sin embargo, todavía hay situaciones que es preciso normalizar. Es por eso que un trato cercano es tan importante para todo el mundo. Y es que, además, hay partes de nuestro cuerpo que nos siguen avergonzando.

Un farmacéutico debe comprender este hecho y ser capaz de ofrecer esa cercanía a sus clientes. Esto permitirá que el trato sea más agradable y también que se hable con más naturalidad de cualquier necesidad.

Pero, tal y como decíamos antes, es justo este mueble (el mostrador) el que va a estar entre tus clientes y tú. ¿Verdad que ahora te parece que sin duda tiene una importancia esencial dentro del conjunto de tu negocio?

A ese mostrador tienes que pedirle que te permite una cercanía física con tus clientes. Que no suponga una barrera psicológica y que forme parte de tu estrategia comercial para ganarte su confianza.

Mostrador de farmacia en términos ideales

Las últimas tendencias han demostrado ser muy útiles y funcionales. Así como jugar un papel principal en las ventas y crecimiento de ciertos negocios como las farmacias.

El mostrador de una farmacia es ahora un elemento que invita a acercarse.

Ya no tiene esas connotaciones que se les atribuía a los muebles de antes. Cuya función parecía ser mantener las distancias entre una y otra clase de personas. De una parte los proveedores y al otro lado el pueblo llano.

Finalmente, hemos comprendido la importancia del trato humano en situaciones como esta. Y, sobre todo, cuanto puede eso contribuir a mejorar las ventas de un negocio como el que nos ocupa.

Es por eso que debemos recomendarte que, cuando vayas a adquirir o renovar el mostrador de tu farmacia, pienses bien en cómo quieres que sea tu trato con tus clientes y en cómo quieres que ellos te vean a ti.

Ejemplos prácticos de cómo fidelizar clientes en una farmacia

Ejemplos prácticos de cómo fidelizar clientes en una farmacia

Fidelizar clientes en farmacia no es muy diferente de hacerlo en otros comercios. Aunque podemos decir que aquí disponemos de ciertas ventajas. Y es que hablamos de un lugar en el que entramos por necesidad. ¿Quién no ha entrado al menos una vez al mes a comprar cualquier medicamente en una farmacia? Los constipados, las alergias o la medicación puntual nos llevan a buscar las farmacias más cercanas para abastecernos.

Pero esto no significa que seamos fieles a alguno de estos establecimientos. Esto sucede porque hablamos de productos que podemos encontrar en cualquiera de ellos. Por eso a veces son compras de circunstancias, es decir, que hacemos en la farmacia más cercana. ¿Nunca te has preguntado por qué suelen estar cerca de los centros de salud? Así facilitan las cosas a los clientes, ya que salen con la receta y adquieren sus productos, allí mismo.

Cuesta más conseguir un nuevo cliente que mantener a uno

Aquí el fidelizar clientes en farmacia adquiere un sentido práctico. Y sobre todo supone un ahorro. Porque conseguir un cliente nuevo cuesta un gran esfuerzo; un buen escaparate, impactos llamativos, un aire confiable, un mobiliario moderno y atractivo. Sin embargo, alguien que ya ha comprado algún producto ya ha roto el hielo con nuestro negocio. Por eso, si la experiencia no ha sido mal, hay más posibilidades de que repita.

Centremos nuestros esfuerzos en estos clientes que ya han cruzado el umbral de nuestro comercio. Para eso vamos a emplear las técnicas que mejor funcionan en el mercado. Tales como las tarjetas de puntos. Puedes imprimir tarjetas de cartulina económicas con tus datos y teléfono y ofrecerlas tras cada compra. Anima también a tus clientes a que te llamen para reservar algún medicamente y así les ofreces un servicio adicional.

Volviendo a las tarjetas, solo necesitarás algún sistema de cuños o pegatinas. Por ejemplo, cada 10 € de compra un sello o adhesivo en su tarjeta. Así, cuando la completen, podrán obtener algún regalo directo o un descuento considerable. Nuestra recomendación es que ofrezcas el descuento, ya que un regalo puede gustar a un cliente o no, lo que podría desmotivarlo.

Conseguir un cliente nuevo cuesta un gran esfuerzo; un buen escaparate, impactos llamativos, un aire confiable, un mobiliario moderno y atractivo

Más opciones interesantes para fidelizar clientes en farmacia

Una opción interesante también es ofrecer un descuento de 10 € totales (puede ser cualquier otra cantidad), en la compra que quieran. Exceptuando la medicación, claro. Y es que hablar de cantidades concretas también ofrece muy buenos resultados.

Otra versión es ofrecer directamente una recompensa por cada compra. Por ejemplo, a elegir entre tomarse la tensión o pesarse. Así puedes ofrecerles una cartulina en donde se registren sus datos y crearles un hábito saludable. Posteriormente, quizás unos meses después, puedes cobrar por esos servicios una cantidad simbólica y mantener ese hábito pero beneficiándote del mismo.

Cosméticos especiales o maquillaje

Si te interesa más fidelizar clientes en farmacia para unos productos concretos, puedes optar por otra estrategia. Por ejemplo, quizás tu gama de hidratantes específicos y cosméticos es realmente buena y te interesa que tus clientes la prueben. En ese caso, puedes ofrecer descuentos solo para ese tipo de productos u ofrecerlos como regalos al completar los cartones de los que hablábamos al principio.

Lo mismo sucede con el maquillaje, pero asegúrate que ofreces un producto bastante general o que suela usarse a menudo. Así será más fácil que terminen probándolo. Y si ofreces otros servicios adicionales como el estudio de la pisada, dietas a medida o algún tipo de revisión, inclúyelo como premio. De esta forma estarás ampliando tu oferta para tus clientes y habrá más posibilidades de que te asocien como referencia ante esas necesidades.

Como ves, fidelizar clientes en farmacia puede ahorrarte mucho dinero. Pero además puede ayudarte a consolidar tu negocio y a dar a conocer nuevos servicios o productos. Cuidando también el trato que ofreces a tus clientes lo tendrás todo ganado.

Escaparate de verano farmacia

Escaparate de verano farmacia

A todos nos llama la atención un bonito y fresco escaparate de verano de farmacia. Con colores impactantes y diferentes productos. Y es que en una farmacia el escaparate tiene al menos dos funciones principales; por un lado la de mostrar productos novedosos. Y por otro lado la de recordar a cuanto lo ven que ya es tiempo de adquirir ciertos productos. Por ejemplo repelentes de insectos o cremas solares.

Piensa que una persona que pasa frente a un escaparate debe fijarse al menos siete veces. Es decir, recibir unos siete impactos de un producto antes de decidirse a comprarlo. Por eso un escaparate de verano en farmacia puede ayudar tanto a mejorar las ventas del negocio. Además habría que añadir que se trata de un negocio al que se le otorgan ciertas ventajas adicionales. Ya que al estar relacionado con la salud goza de cierta reputación.

Los excesos no son buenos, tampoco en el escaparate

Ya sabes que cuando vamos andando por la calle, no siempre nos da tiempo a fijarnos en nuestro entorno. De hecho muchas veces se nos pasa desapercibido. Por eso quizás con suerte captamos la atención durante unos segundos de nuestros posibles clientes, entonces ¿qué pasa si el escaparate de tu farmacia está lleno de opciones y pequeños envases? Que con mucha probabilidad se perderá ese impacto tan importante que buscábamos.

Además, no hay que olvidar los productos de temporada. Y es que ya sabrás que hay estacionalidad para ciertas ventas. Por ejemplo, los productos adelgazantes. Este tipo de cosméticos, cápsulas o envases siguen un ciclo parecido a los relacionados con la protección solar. Lo que significa que si en tu escaparate de verano de farmacia los incluyes, te aseguras de que las personas más receptivas capten el mensaje.

Escoger gamas de productos es una buena estrategia, asegúrate que llamen la atención, para ello puedes usar colores y artículos que se relacionen con el verano.

Entonces ¿cómo lo organizamos?

La mejor estrategia es escoger gamas de productos. Siguiendo con los ejemplos anteriores, podrías añadir los productos solares. Estos cumplen con el objetivo de recordar a cuantos los ven que ya es temporada de hacer acopio en casa de este tipo de cremas. Además de recordar que pronto empezaremos a enseñar más piel y hay que prepararse para lucir estupendos. Es por eso que también deberías incluir aquí los productos de adelgazamiento o que mejoran el estado de la piel como los anticelulíticos.

Pero no los dejes en el escaparate sin más. Asegúrate de que capten la atención. Para eso necesitas colores y artículos que puedan relacionarse con esas compras. Por ejemplo toallas, pareos o un sombrero de ala ancha. También puedes emplear cajas a modo de pedestales sobre los que resaltarás tus productos. Según el tamaño de tu escaparate podrás poner más o menos cantidad de ellos. Y recuerda que no demasiado juntos ni en mucha cantidad.

Fuente: Pinterest

Aprovecha la publicidad que te brindan otros canales para completar tu escaparate de verano de farmacia

Seguro que alguno de tus proveedores dispone de cartelería grande y material similar. Puedes usar ese tipo de murales para el fondo de tu escaparate o en las puertas, de forma que refuerces la idea que quieres transmitir.

Asegúrate de que has escogido los productos que más se están mostrando. Y es que la televisión puede jugar en tu favor, ya sabes que tiene un gran poder sobre la decisión de compra. Es por eso que si ves que uno de tus productos se muestra más a menudo, es mejor que lo escojas para uno de tus pedestales improvisados. Después, asegúrate de tenerlo cerca de la visual cuando entren tus clientes a comprar cualquier cosa.

Verás que no es difícil persuadir de una compra, incluso puedes recomendar un producto abiertamente. Como decíamos antes, una farmacia es un comercio que transmite cierta confianza, así que ya tienes mucho ganado. Esperamos que tu escaparate de verano de farmacia luzca radiante y mejore tus ventas.

Fuente: Pinterest

Fuente: Pinterest

Cómo mejorar las ventas en una farmacia

Cómo mejorar las ventas en una farmacia

Mejorar las ventas en una farmacia, como pasa con otros negocios, también tiene relación con los detalles. Y es que al final siempre son esos detalles los que marcan la diferencia. El entorno, los colores o el mobiliario son decisivos. Esto es así porque esos elementos, en su conjunto, van a condicionar también la experiencia del usuario.

Piensa en lo que pasa por tu mente cuando entras en algún comercio. Durante los primeros segundos eres capaz de captar casi todo. Es más, incluso puedes decidir si es un entorno cómodo o no y si quieres volver. Podríamos comparar esas sensaciones con las que tenemos al conocer a alguien nuevo. Sin embargo aquí hay otra finalidad clara: vender más en una farmacia.

Es por eso que hablaremos de dos líneas importantes a la hora de mejorar las ventas en una farmacia. Por un lado, un entorno agradable que te invite a entrar y te haga sentir cómodo. Pero por otro lado, una disposición estratégica de los productos que por sí sola motive la compra.

Las mejores estrategias de los supermercados también para las farmacias

Ya hemos comentado que el objetivo es el mismo ¿por qué la táctica no puede ser similar en ambos casos? Además, aquí la ventaja es que algunos clientes entrarán por necesidad ¡hagamos que quieran volver! Y parte de esa labor depende del ambiente o la decoración.

Volvamos de nuevo a la primera línea u objetivo que habíamos comentado; debemos crear un entorno que transmita bienestar y tranquilidad. Líneas modernas y elegantes, una luz adecuada. Las técnicas de marketing en farmacia van más allá del trato al cliente. Esto es algo que los profesionales del sector venimos estudiando durante años.

Antes no se contemplaba cómo aumentar las ventas en una farmacia tal y como se hace hoy en día. Porque quizás se daba por hecho que eran establecimientos que siempre recibían clientes. No obstante, disponían de catálogos más limitados y la mayor parte de esos productos estaba tras los mostradores o en el almacén.

Un cliente debe tener al menos siete impactos de un mismo producto hasta valorar si realiza una compra.

Técnicas para vender más y mejor

Un error fue empezar a abarrotar los mostradores con nuevos productos farmacéuticos. Aparecieron frente a nuestros ojos vaselinas labiales o tiritas para niños de colores. Pero estas ideas para vender resultaron tener muchas lagunas. Y es que estos espacios eran finitos.

Poco después la cosa se complicó porque justo esos productos ganchos podían ya comprarse en supermercados. Por lo que el pastel se repartía. Sin embargo, también aparecieron nuevos productos farmacéuticos; gamas completas de cosméticos, hidratantes o jabones. Además de los dietéticos que buen resultado ofrecían. Así que de nuevo habría más para todos.

Entonces ¿cuál es el siguiente paso? Centrarnos en el fin último y diseñar las variables que nos permitan alcanzarlo. Ahora, ese amplio catálogo de productos debe estar a simple vista. Y esto es así porque ofrecemos al cliente la posibilidad de coger lo que quiera. Puede valorar si necesita o no comprar, pero también sentirse atraído por algo en concreto.

Mejorar las ventas en una farmacia poniéndolo más fácil

¿Alguna vez has sentido vergüenza a la hora de pedir un producto? Quizás recuerdes alguna ocasión. Pero con el mobiliario que tenemos en Kapmobel eso ya no será un problema. Por otro lado, una farmacia así permite que los envases y diseños en los que cada empresa invierte jueguen a su favor. Lo que llamamos el packaging de cada producto.

Un mobiliario adecuado y una distribución precisa pueden ofrecerte grandes resultados. Por ejemplo, en ventas sabemos que un cliente debe tener al menos siete impactos de un mismo producto hasta valorar si lo compra. Así tú ofrecerás esos impactos constantemente. Permitirás que perduren en la mente de tu cliente.

Esos impactos trabajarán para tu negocio incluso cuando tu cliente ya no esté en él. En el momento que surja la necesidad irá a buscarlos. Es por eso que mejorar las ventas en una farmacia depende tanto del mobiliario y distribución de la misma.

¿Quieres aumentar las ventas de tu farmacia? En Kapmobel podemos ayudarte, contacta con nosotros estaremos encantados de atenderte. CONTACTAR

Diferencias entre farmacia y parafarmacia

Diferencias entre farmacia y parafarmacia

¿Qué diferencias hay entre una farmacia y una parafarmacia?

¿Alguna vez has pensado sobre la relación entre una farmacia y parafarmacia? O también ¿Sobre lo que distingue a una de otra?

Bueno, hoy te vamos a contar cuales son las diferencias entre estos dos establecimientos que son muy similares entre sí y a la vez muy diferentes.

Y si necesitas saber cuál es el establecimiento al que necesitas acudir es muy importante que puedas diferenciarlas porque cada una atiende necesidades diferentes y aunque pueden llegar a complementarse mutuamente.

Un tip rápido que puede ayudarte a distinguirlas físicamente es el color de la cruz, como sabes los establecimientos dedicados a la venta de productos para la salud se pueden distinguir con una cruz afuera del establecimiento muchas veces iluminada para que puedas verla desde lejos.

Aunque ambos establecimientos cuentan con este símbolo, cada uno tiene algo que los distingue, el color.

N

El color que utilizan las farmacias es el verde, así que si ves un establecimiento con una cruz verde, es una farmacia.

N

Por otro lado el color que utilizan las parafarmacias es el azul, por lo tanto su símbolo característico es una cruz azul afuera del establecimiento.

¿Qué es una farmacia?

Muchas veces generalizamos el concepto de farmacia sin saber realmente si el establecimiento al que acudimos es una farmacia, pero aunque no lo creas es muy importante que sepas realmente qué es el concepto real de farmacia para evitar malos entendidos a la hora de comprar tus medicamentos.

El término de farmacia viene de la farmacéutica, que se caracteriza por la elaboración de múltiples tipos de medicamentos, antibióticos o fármacos, que por lo regular pasan por un proceso químico y de laboratorio. Antiguamente en las farmacias se preparaban los propios medicamentos que posteriormente serían puestos a la venta de sus clientes, hoy en día la fabricación de los medicamentos se realiza en grandes laboratorios farmacéuticos que posteriormente son distribuidos a las farmacias.

Otro punto que describe a las farmacias es que en estas venden productos o medicamentos con una receta médica o prescripción, así que si necesitas algún medicamento con receta, es el lugar para adquirirlo.

¿Qué es una parafarmacia?

Una parafarmacia se especializa en productos que no han pasado por un proceso químico por lo tanto no encontrarás medicamentos bajo receta.

Algunos de sus productos son de origen natural que comúnmente se utilizan en el tratamiento alternativo de muchas enfermedades.

Estos productos de naturopatía por lo general los puedes encontrar dentro de una parafarmacia, así como también productos para ortopedia y de primeros auxilios, como gasas, algodón y otro tipo de productos que son muy necesarios para el botiquín en casa, también cremas, infusiones, complementos vitamínicos y nutricionales entre otros.

La mayoría de los productos que se venden en las parafarmacias no necesitan de una prescripción médica y pueden comprarse libremente.

¿Cuál es la diferencia entre farmacia y parafarmacia?

Como ya mencionamos anteriormente, los colores son los mayores diferenciadores de estos dos establecimientos, sin embargo hay otras cosas que los distinguen.

En los párrafos anteriores también mencionamos que en una farmacia podrás encontráis diferentes fármacos, como medicamentos y antibióticos, pero la principal diferencia de las parafarmacias, es que estos fármacos no podrás encontrarlos en estos establecimientos de cruz azul.

Ya que está estrictamente prohibida su venta en las parafarmacias, pero… ¿Ocurre lo mismo en caso contrario? Pues no, en este caso las farmacias si tienen la licencia y facultad de vender productos naturales o alternativos para la salud, así que podrás encontrar prácticamente todo en una farmacia.

Otra de las más grandes diferencias es que una farmacia no puede vender muchos medicamentos o la mayoría de ellos sin una receta o prescripción médica.

Esto es principalmente porque las farmacias manejas distintos fármacos que no pueden ser utilizados con dosis de automedicación, sin anteriormente ser analizadas y pasar por un diagnóstico médico previo.

Sin embargo, muchos de los tratamientos naturópatas que ofrecen las parafarmacias, no atentan de forma severa a una intoxicación hecha por una automedicación.

La venta online farmacia

Aunque no lo creas también esto marca una gran diferencia entre ambos establecimientos, la venta online como sabemos ha sido muy innovador en muchos aspectos y sectores del comercio, sin embargo como ya vimos, los aspectos para adquirir artículos para la salud pueden ser más estrictos en las farmacias debido a las propiedades que contienen sus productos.

Es por eso que la venta online tanto de parafarmacias y farmacias se ha restringido únicamente a productos que no necesitan de una receta médica, y que pueden ser adquiridos por cualquier persona, que prácticamente son los artículos de parafarmacia.

Como ungüentos o pomadas, artículos de curación y distintos artículos de naturopatía, los cuales no atentan hacia la salud de los consumidores y no necesitan de un diagnóstico médico, esto aplica para ambos establecimientos, ya que estos productos no solamente se encuentran en las parafarmacias, sino que también se venden en farmacias.

Pin It on Pinterest